Eso nuevo de los especialistas

Miguel López Salas
Ahora que está en plena ebullición el tema de los especialistas  médicos para nuestro pueblo, quiero hacer memoria para ampliar un poco la visión del problema, ya que existen elementos que no se tienen en cuenta o no se saben por parte de los que a veces escucho, como por ejemplo el señor Hipólito, Delegado Provincial de Salud. Antes de la primera manifestación o más bien concentración, lo escucho por la radio, más o menos decía, que el no tenía conocimiento de dicha petición, que desde el responsable de zona tampoco, creo que el alcalde y Antonio Rodríguez Carrión  le aclararon  públicamente que eso era imposible y dieron las razones del por qué. Pero además este hombre que yo le tenía un respeto, por lo que pude conocer en mi etapa de sindicalista, me defraudó mucho porque tiene el mismo “problema” que una gran mayoría de nuestros políticos.

 
Creen que la historia de la humanidad comenzó cuando ellos llegaron al cargo y que hasta entonces fue la  nada. O sea que ni se informan de si hay algo pendiente, que siempre suele haber, ni al parecer preguntan a sus predecesores por dónde van las cosas, así que borrón y cuenta nueva, nada de continuar con lo que está bien y mejorar o cambiar lo que está mal, sino hacen abstracción y partamos de cero patatero. Y así nos luce la melena.
Bueno conmigo tampoco comienza la historia del mundo, pero de lo que yo recuerdo, en el año 1971, recién entrado yo al sindicalismo, Paco Arenas Rodríguez propuso que desde el Sindicato Vertical se gestionara la venida a Ubrique de especialistas en medicina, por parte de la Seguridad Social, al igual que venían particulares por sus propios medios. Aquello era como pedir algo a los Reyes Magos y por lo tanto quedó en nada. Entre otras cosas para eso estaba el sindicato del régimen, para que las reivindicaciones obreras quedaran en nada, cosa que no siempre conseguían.
Ya en la primera corporación democrática nos encontramos una Casa de la Salud a medio construir, al igual que otros proyectos (Hogar del Pensionista, Colegio Fernando Gavilán, etc…) Gracias al carné de Diputados a Cortes de nuestro alcalde Emilio Rubiales y del trabajo de la mayor parte de la corporación y otros muchos que estaban en grupos de trabajo, se terminó por fin la Casa de la Salud y delegaron en Emilio Rubiales para que gestionara el equipamiento de tres centros iguales que se inauguraban en la provincia, que recuerde, Olvera, Chicana y el nuestro. Estaba equipado para OCHO especialidades  MAS UN LABORATORIO. Se propuso en el pleno por parte de la Agrupación de Trabajadores Independientes, que la Casa de la Salud no se abriese hasta que no vinieran los especialistas, porque nos temíamos que si se abría no vendrían nunca a nuestro pueblo. Seguimos dando la vara que para eso tuvimos un magnifico concejal de Sanidad, José Rubiales Maza (dicho por los médicos) que no se les escapaba un detalle. Ni una ocasión para exigir los especialistas.
Cuando el PSOE ganó las elecciones me comentaron  que su candidato a alcalde había dicho que abrirían la Casa de la Salud y que los especialistas médicos  era cosa de QUINCE DIAS. Esto fue en 1983 hace ahora 23 años. La Casa de la Salud se abrió con en visto bueno de muchos ubriqueños, pero los especialistas no llegaron y además se desmontó el laboratorio y se lo llevaron con nocturnidad y alevosía. Desde entonces, que yo sepa, se han pedido periódicamente por ejemplo desde la Unión Sindical  Obrera (USO), el  Confederación Libre y Autónoma de Trabajadores (finales de los 80 y principios de los 90) porque estos sindicatos tenían una visión global del sindicato, es decir que había que actuar en todo lo que afecta a la vida del trabajador.
Pues bien volvemos al principio ¿Cómo pueden salir los responsables sanitarios de zona y provincia diciendo que ellos no saben de nuestras reivindicaciones?
Tenemos como una desgracia o maldición en nuestro pueblo, que cuando el pueblo vota a un partido que no manda a nivel provincial, regional o nacional, pues estos estamentos como revancha o como quiera llamarle, se desquitan castigándonos con menos concesiones a nuestro pueblo y cuando han ganado los mismos en los tres estamentos, pues compañeros hay que fastidiarse que esto no da para todos.
Y es que esto está muy relacionado con la falta de peso específico de nuestros políticos dentro  del ámbito, provincial, regional y nacional y la falta de medios  económicos  de ayuntamientos como el nuestro.