Diferencias entre resfriado, gripe, asma y bronquitis

ResfriadoPor Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

RESFRIADO

El RESFRIADO es una enfermedad respiratoria que afecta fundamentalmente a la nariz, garganta, tráquea y bronquios, y es producido por unos microbios llamados “virus respiratorios”, de los que existen muchos tipos diferentes. Los síntomas son conocidos por todo el mundo: nariz atascada o con secreción como agua, molestias en garganta, ronquera y tos.  La fiebre suele ser escasa y hay pocos dolores musculares. El tratamiento consiste en  tratar los síntomas, es decir, aspirina o paracetamol si existe fiebre o algún dolor, un descongestivo nasal y un antitusígeno si existe tos. Los antibióticos no actúan contra los virus del resfriado. Todavía no existen vacunas efectivas para prevenir el resfriado.

GRIPE

GripeLa GRIPE también es una enfermedad respiratoria producida por un virus especial, el virus de la gripe.  Los síntomas son parecidos al resfriado, pero se diferencia en que suele haber fiebre elevada, tos más intensa y rebelde, fuertes dolores musculares (el llamado “trancazo”) y es muy contagiosa.  El único tratamiento es guardar cama unos días, tomar mucho líquido y alimentación suave, y tratar la fiebre y la tos. Como ocurre con el resfriado, contra el virus de la gripe no sirven los antibióticos. En el caso de la gripe sí existe una vacuna que previene la enfermedad.

La vacuna de la gripe se administra en los meses de octubre y noviembre y es la principal medida para prevenir la gripe.

ASMA

El ASMA es una enfermedad respiratoria muy frecuente que se manifiesta por ahogo, tos y ruidos en el pecho en forma de pitos, pudiendo sanar de forma espontánea o con tratamiento. Es característico del asma el que haya periodos de tiempo en que el paciente se encuentra bastante bien y otros periodos con mucho ahogo.

AsmaEl ahogo del asma se debe a la dificultad que tiene el aire para pasar por unos bronquios estrechados. Los bronquios no dejan pasar el aire debido a la gran cantidad de moco que se produce, a la inflamación de la piel que recubre los bronquios por dentro y a que los músculos bronquiales se contraen de forma exagerada.  La tos se produce como mecanismo de defensa para expulsar el moco y las sustancias irritantes que provocan el asma. Los pitos son debidos al paso del aire por unos bronquios muy estrechados.

¿Por qué se produce el asma?. Los asmáticos reaccionan de forma exagerada a algunas sustancias como los ácaros del polvo doméstico, el polen, el aire frío o contaminado (humo del tabaco), los mariscos, las fresas o ciertos medicamentos (aspirina, antirreumáticos).  Algunos asmáticos sufren las crisis aguda  tras un resfriado, o por tensión emocional, o al efectuar un esfuerzo (“asma inducido por el ejercicio”).

BRONQUITIS

BronquitisLa BRONQUITIS es la inflamación de los bronquios, es decir, de los tubos por donde circula el aire dentro de los pulmones. Esta inflamación puede estar producida por microbios u otros agentes irritantes, especialmente el tabaco, humedad, frío,  polvo y sustancias químicas. Se suele producir mucha mucosidad para envolver a los microbios y demás sustancias dañinas. La tos es un mecanismo de defensa para poder expulsar esa mucosidad. En la bronquitis aguda puede producirse síntomas parecidos al asma, pero la bronquitis aguda dura unos días y se cura, mientras que en el asma los ataques suelen repetirse más o menos espaciados en el tiempo. Además, en la bronquitis aguda suele haber también dolor de garganta, fiebre y tos con mucha expectoración.

En la bronquitis crónica también pueden aparecer síntomas semejantes al asma pero es mucho más frecuente en personas mayores (más de 50 años), especialmente varones con antecedentes de haber fumado mucho. Además, en la bronquitis crónica suele haber infección de los bronquios y se expectora mucho.