Endometriosis

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

¿Qué es la endometriosis?

Es una enfermedad crónica caracterizada por la localización de endometrio en lugares distintos al interior de útero, en cualquier parte del organismo (cavidad abdominal, vejiga urinaria, pulmones), aunque es en el vientre donde se encuentra con más frecuencia, especialmente en los ovarios. En 1 de cada 10 casos de endometriosis se observan lesiones en el intestino, trompas uterinas, cuello uterino y vagina.

EndometriosisEl endometrio transplantado presenta aspecto de parche y recibe el nombre de implante. Con frecuencia, el endometrio depositado sobre el ovario crece y dar lugar a unos quistes; son los llamados endometriomas o quistes de chocolate por su color marrón oscuro.

La endometriosis es una enfermedad frecuente pues la padecen 1 de cada 7 mujeres con edad comprendida entre los 15 y 45 años; la mayoría de los casos presentan los síntomas entre los 30 y 40 años.

Aunque la endometriosis no es cáncer ni tiene relación con él, ni es enfermedad infecciosa, en algunas mujeres sin tratamiento adecuado provoca un gran deterioro en su calidad de vida.

Las células de la endometriosis son funcionantes; es decir, se desarrollan y provocan sangrado igual que el endometrio de localización normal en la cavidad uterina.

La endometriosis es la principal causa de esterilidad y de dolor abdominal crónico en la mujer.

¿Por qué se produce?

Aunque se desconoce la causa exacta, parece que puede tener relación con alguna de la siguientes propuestas explicativas:

  • Menstruación retrógrada: una parte del flujo menstrual se introduce por las trompas y desembocan en la cavidad abdominal; entonces las células del tejido endometrial se pegan a las diferentes estructuras y se reproducen, dando lugar a tejido endometrial que rodea a ovarios, intestinos, etc.
  • Implantación hematógena: según esta teoría, en alguna mujeres las células del endometrio uterino logran penetrar dentro de los vasos sanguíneos del útero, siendo transportadas por la circulación sanguínea a otros órganos alejados (ovarios, riñones, pulmón, cerebro).
  • Alteraciones en la producción de ciertas hormonas femeninas parece que también influyen en la aparición de esta enfermedad

Las hormonas sexuales femeninas actúan sobre el endometrio y puede acasionar pequeñas hemorragias en cualquiera de los lugares donde está implantado. Ello provoca reacción inflamatoria y la formación de cicatrices o adherencias que unen unas estructuras con otras (por ejemplo, trompa de Falopio con intestino).

¿Qué molestias son más frecuentes?

En la mitad de los casos no produce síntomas. Cuando aparecen, los más frecuentes son:

  • Dolor intenso en la parte baja de la espalda o en el bajo vientre: unas veces coincide y aumenta con la regla y otras veces es continuo. En ocasiones el dolor es insoportable y no cede con medicación antiinflamatoria ni analgésica.
  • Dismenorrea.
  • Dispareunia (dolor durante o después de tener relaciones sexuales).
  • También puede haber molestias relacionadas con los órganos afectados, especialmente si el tejido de la endometriosis ha unido unas zonas con otras (adherencias).
  • En 4 de cada 10 casos de endometriosis hay esterilidad, la cual puede presentarse sin otras molestias.

¿Por qué la endometriosis causa infertilidad?

Se atribuye a varias circunstancias:

  • Si el endometrio rodea a los ovarios, impide la salida de los óvulos.
  • Si el endometrio se localiza en el interior de las trompas, las obstruye.
  • Las adherencias que se producen en el abdomen pueden estrangular las trompas y obstruirlas.
  • En la endometriosis existe una alteración en el funcionamiento del endometrio, lo cual dificulta el desarrollo del embarazo.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de sospecha lo proporcionan los síntomas, la exploración física y la ecografía.

El diagnóstico de confirmación solo se consigue mediante la laparoscopia con biopsia.

Debe sospecharse endometriosis en toda mujer en edad fértil con grandes molestias abdominales o con infertilidad de causa desconocida.

¿Cuál es el tratamiento?

El único tratamiento es quirúrgico y consiste en eliminar el tejido endometrial localizado fuera del útero. En caso de sospecha de endometriosis debe intervenirse cuanto antes; las operaciones deben repetirse lo menos posible para evitar cicatrices y amputaciones que después pueden dejar molestias crónicas

Durante la exploración con laparoscopia se puede eliminar el tejido endometrial que se observa en los ovarios y otras partes del abdomen.

Si el endometrio está muy extendido puede ser necesario hacer un corte amplio en el abdomen (laparotomía) para poder llegar a todas ellas.

También se realiza tratamiento con hormonas para aliviar los síntomas y para evitar el avance de la enfermedad. Los anticonceptivos orales son muy usados.

El embarazo y la lactancia actúan de forma beneficiosa contra la endometriosis, pues las hormonas que se producen disminuyen el tamaño de los implantes de endometrio y de los endometriomas.

¿Cómo se trata la infertilidad de la endometriosis?

Si a pesar de la eliminación del tejido endometrial que cubre los ovarios o que obstruye las trompas no se consigue el embarazo, se recurre al tratamiento hormonal o la fecundación in vitro.

Dado que cuanto mayor tiempo transcurra desde el comienzo de la enfermedad la fertilidad es menor, se recomienda esperar lo menos posible para intentar el embarazo.

¿Cuál es el pronóstico de la endometriosis?

Como es una enfermedad crónica estrechamente relacionada con las hormonas de la reproducción, no tiene cura hasta que llega la menopausia. Sin embargo, con un diagnóstico precoz y tratamiento adecuados se logra una aceptable calidad de vida.

Con el embarazo y lactancia se puede lograr gran mejoría durante meses o años.

Glosario

Endometrio (endo=dentro, interior ; metrio=útero, matriz): Piel mucosa que reviste el interior del útero y a la cual queda pegado el óvulo fecundado. Durante la edad fértil de la mujer, se desprende cada 28 días si no existe embarazo, expulsándose al exterior mezclado con la sangre de la menstruación.

Laparoscopia: Técnica que permite ver directamente el interior del abdomen. A través de un pequeño corte en el vientre se introduce un tubo que lleva una luz y una lente en su extremo; una vez localizada la lesión, se toma una pequeña muestra para analizarla.

Estrógeno: Hormona producida por los ovarios; origina el crecimiento del endometrio en la primera mitad del ciclo menstrual.

Progesterona: Hormona producida por los ovarios en la segunda mitad del ciclo menstrual. Complementa la acción de los estrógenos en la preparación del endometrio para recibir un posible óvulo fecundado.

Dismenorrea: Dolor abdominal durante la regla.

Dispareunia: Dolor durante o después del coito.

Retrógrado: Hacia atrás.