El PP lamenta el rechazo del PSOE en el Parlamento a una propuesta de mejora sanitaria en la comarca

SierradeCadiz.com – 10/07/2009
 
La diputada autonómica del Partido Popular de Cádiz Carmen Pedemonte lamentó el rechazo del PSOE en la Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía, celebrada esta misma semana, "a la mejora de la asistencia sanitaria en Ubrique". En este sentido, la diputada autonómica señala que los más de 120.000 vecinos de la comarca de la Sierra de Cádiz "no se merecen la actitud de los socialistas y de la Junta de Andalucía, que están haciendo oídos sordos a una demanda histórica". "Ya en el año 2000 los propios socialistas pedían un centro de especialidades en la localidad de Ubrique y casi una década más tarde no sólo no se ha avanzado nada, sino que lo niegan de forma reiterada; los ciudadanos están cansados de escuchar las promesas incumplidas de los socialistas", aseguró Pedemonte.

Según la diputada autonómica, “no han atendido ni siquiera las recomendaciones que ha realizado el Defensor del Pueblo andaluz acerca de la carencias sanitarias en la Sierra. No sólo ignoran a los ubriqueños, sino que también ningunean al Defensor del Pueblo”.
 
“Los vecinos de Ubrique llevan más de tres años manifestándose y no han obtenido ninguna respuesta positiva de la Consejería de Salud”, añade Pedemonte, quien apunta que el caso de la Sierra “es el único de Andalucía en el que no existe un hospital público de referencia y los vecinos sólo cuentan con un hospital concertado, en clara desigualdad con respecto a los públicos, para todas las localidades, por lo que ante la falta de atención especializada, la mayoría de los habitantes de los pueblos de la Sierra tienen que desplazarse a Jerez de la Frontera, a Ronda ó acudir -si sus medios se lo permiten- a la sanidad privada, por lo que indirectamente la Consejería fomenta la sanidad privada en la Sierra”.
“La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía sólo da excusas para no atender esta demanda y el diputado socialista José Luis Blanco se limitó durante su intervención a vender humo y decir las mejoras que estaban proyectadas, muchas de las cuales no están ni siquiera iniciadas y, en la mayoría de los casos, no son más que promesas. Le tocó defender lo indefendible. La Sierra lo necesita un hospital con todas las garantías y prestaciones de la sanidad pública”.
 
“¿Cuántos años van a tener que esperar los vecinos de la Sierra para que la atención sanitaria mejore?; si es cierto que el proyecto del segundo centro de salud de Ubrique está en proyecto ¿por qué no dicen nada al respecto?”, se pregunta Pedemonte, para quien este anuncio “da la impresión de que se trata de una promesa más sin cumplir a las que tanto nos tienen acostumbrados los socialistas de la Junta de Andalucía”.
 
Pedemonte espera que la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía “deje de echar balones fuera y culpar a los demás de lo que ellos no son capaces de ejecutar y gestionar, porque por parte del Ayuntamiento de Ubrique ha quedado más que de manifiesto la disposición de suelo para que la Junta ejecute este proyecto y, a día de hoy, la administración autonómica sigue de brazos cruzados y continúa dando largas a este proyecto, hablando de las bondades de la sanidad pública cuando, paradójicamente, el Hospital de referencia en la Sierra, ubicado en Villamartín, lo tienen concertado con una empresa privada”.
Por último, la diputada insiste en la necesidad de que la atención a los pacientes esté en torno a los diez minutos, “una asignatura pendiente en muchos lugares de Andalucía, pese a que la consejera insiste en que hay una media de 9,1 minutos”.