El Glaucoma

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad del ojo que generalmente se produce por aumento de la presión dentro del ojo y puede ocasionar disminución de la visión parcial o total del ojo.

Aproximadamente una de cada 40 persona está afectada y es una causa muy importante de ceguera.

¿Cómo se produce?

El iris es la zona de color que rodea al orificio de la pupila. Detrás del iris hay una estructura llamada cuerpo ciliar que fabrica continuamente un líquido transparente llamado humor acuoso, encargado de nutrir al cristalino y a la córnea. Este líquido pasa hacia delante del iris atravesando la pupila, y se vacía a través de unos orificios muy pequeños situados en la llamada malla trabecular.

Cuando el vaciamiento del humor acuoso está dificultado, aumenta de presión dentro del ojo (hipertensión ocular), lo cual poco a poco va dañando el nervio óptico y original disminución de la visión y hasta la ceguera. La presión dentro del ojo no tiene nada que ver con la presión de la sangre o tensión arterial.

¿Por qué se produce el glaucoma?

Esta enfermedad no tiene ninguna relación con la vida que llevamos, con lo que comemos o con la profesión que desempeñamos. La herencia tiene gran importancia ya que uno de cada cinco enfermos de glaucoma tiene algún familiar con esta enfermedad. La edad también es importante pues aunque el glaucoma puede estar ya presente en el recién nacido o desarrollarse en los primeros años de vida, la mayoría de los glaucomas comienzan entre los 40 y los 65 años. En muy pocos casos el glaucoma se manifiesta antes de los 40 años.

Otros factores favorecedores de la aparición de glaucoma son la miopía, diabetes, las enfermedades vasculares, la jaqueca y el asma.

Aunque el glaucoma suele darse en ambos ojos, no aparece a la vez, sino que primero aumenta la presión en un ojo y al cabo de un tiempo aparece en el otro.

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

Al principio, el aumento de la presión dentro del ojo no provoca síntomas. Más adelante empieza a afectar al campo visual periférico; es decir, no se ven los objetos que tenemos a los lados sino solamente vemos los objetos que tenemos enfrente (como si mirásemos a través de un tubo).

En algunas ocasiones la presión dentro del ojo puede subir muy bruscamente y ocasiona un dolor insoportable llamado dolor de clavo, pues es como si tuviera un clavo perforando el ojo. El tratamiento debe ser urgente pues esta situación puede conducir a la ceguera en pocas horas.

¿Como se diagnostica?

Dada su frecuencia y su gravedad si no se trata a tiempo, no hay que esperar a la aparición de síntomas. A partir de los 40 años es conveniente hacerse una revisión ocular periódica para estudiar el campo visual (campimetría), la presión dentro del ojo (tonometría) y el estado del nervio óptico (fondo de ojo).

Pronóstico

Es muy bueno si se diagnostica y se trata precozmente. Si el glaucoma no se trata, la visión disminuye progresivamente y puede llevar a la ceguera.

Tratamiento

Normalmente se utiliza unas gotas oculares (colirios) que disminuyen la fabricación de humor acuoso o facilitan su vaciamiento. En otras ocasiones es necesario rayos láser o cirugía para facilitar el vaciamiento del humor acuoso. El tratamiento puede frenar la evolución de la enfermedad pero no recupera la visión perdida.