Tumores de Mama

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

¿Qué son?

Tumores de mamaLos tumores de mama son bultos que aparecen en la mama. Pueden ser benignos o malignos (cáncer).

¿Cómo darse cuenta de la existencia de un tumor en la mama?

La autoexploración mamaria todos los meses es el primer paso para detectar un tumor cuando todavía es pequeño:

  • En las mujeres en edad fértil debe realizarse después de la regla pues es cuando las mamas están más blandas.
  • Cuando llega la menopausia es conveniente realizarla el mismo día de cada mes, para que sea más fácil comparar el estado de la mama con el mes anterior.

¿Cómo saber si un tumor de mama es benigno o maligno?

1º Anamnesis: el médico pregunta sobre cómo apareció, los síntomas y los antecedentes familiares.

2º Exploración: el médico observa y palpa las mamas y las axilas.

3º Pruebas complementarias:

  • Ecografía.
  • Mamografía.
  • Punción con aguja fina (PAAF).
  • Biopsia.

Quistes de mama

Los quistes mamarios son bolsas de líquido amarillento que aparecen en la mama.

Los quistes son frecuentes en la mama, generalmente tienen relación con las hormonas femeninas y su aparición produce gran alarma por la sospecha de que ese bulto pueda ser un cáncer.

Son benignos pues no invaden tejidos cercanos ni se emigran a otros órganos.

El tamaño y localización de los quistes mamarios es muy variable, de tal modo que pueden notarse como bultos más o menos grandes al palpar la mama o pasar totalmente desapercibidos y ser descubiertos casualmente al efectuar una mamografía o una ecografía.

Normalmente los quistes desaparecen solos o permanecen sin apenas síntomas. Si molestan, el médico prescribe medicamentos para disminuir su tamaño y los síntomas o los vacían mediante una fina aguja.

La llamada enfermedad o trastorno fibroquístico de la mama se caracteriza porque en los días anteriores a la menstruación las mamas aparecen llenas, dolorosas y muy sensibles, notándose como pequeños bultitos a la palpación. Puede aparecer un líquido amarillento o grisáceo por el pezón.

Fibroadenoma de mama

Es un tumor duro, movible, sin lesiones inflamatorias en la piel ni alteraciones en el pezón.

Puede ser único o aparecer varios en las dos mamas. El tamaño suele ser entre 3 a 5 cm.

Aparece más en mujeres jóvenes y es el tumor benigno más frecuente de las mamas.

No duele, salvo casos raros en que es grande, por lo que casi siempre se descubre casualmente al palpar la mama, o al realizar una mamografía o ecografía.

La extracción y estudio de una pequeña muestra (biopsia) permite confirmar el diagnóstico.

Los fibroadenomas de mama no requieren tratamiento. Se extirpan si crecen, causan molestias o preocupa mucho a la mujer.

Cáncer de mama (Carcinoma de mama)

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en España en mujeres con edad comprendida entre los 45 y 55 años.

Es el tumor maligno más frecuente en la mujer, pero se curan 9 de cada 10 pacientes si se descubre y se trata cuando está comenzando.

El cáncer de mama es raro en el hombre: menos del 1 %.

¿Qué mujeres tienen más probabilidades de padecer cáncer de mama?

Los factores de riesgo más frecuentes son:

  • Edad: aunque el cáncer de mama puede darse en jóvenes de 20 años, la mayor frecuencia se da a partir de los 40 años.
  • Herencia: en uno de cada 5 casos hay antecedentes familiares. El riesgo es mayor si un pariente cercano lo ha tenido (hermana, madre, hija). Se relaciona con los genes BRCA 1 y BRCA 2.

Otros factores que favorecen la aparición de cáncer de mama son:

  • Obesidad.
  • No haber tenido hijos.
  • Comienzo de la regla antes de los 12 años.
  • Menopausia después de los 55 años.
  • Toma de medicamentos con estrógenos.

¿Qué molestias o signos hacen sospechar un posible cáncer de mama?

  • El primer signo de cáncer de mama suele ser la palpación de un bulto; de aquí la gran importancia de la autoexploración mamaria para el diagnóstico precoz.
  • La aparición de dolor en la mama antes de descubrir un cáncer solo ocurre en 1 de cada 10 casos.
  • En ocasiones el cáncer de mama se descubre porque el pezón segrega líquido o se mete hacia dentro.
  • A veces se observa piel enrojecida con grietas o hundimiento de una zona de la mama.

Estos signos no significan necesariamente que se deban a la existencia de un cáncer; es preciso realizar pruebas diagnósticas que lo confirmen o descarten.

Diagnóstico del cáncer de mama

Diagnosticar el cáncer lo antes posible es la clave para su curación.

¿Cómo detectar un cáncer de mama en sus comienzos?

Los siguientes cuatro pasos permiten el diagnóstico precoz del cáncer de mama:

  • Estudio de los factores de riesgo.
  • Autoexploración mensual de las mamas.
  • Pruebas periódicas (mamografía, ecografía)
  • Biopsia cuando se detecta un tumor.

Tratamiento

El tipo de tratamiento en el cáncer de mama depende de su tamaño y de su agresividad, es decir, de su rapidez de crecimiento y de extenderse a otras zonas cercanas o lejanas.

  • Si el tumor es pequeño y no ha invadido otras zonas (el llamado carcinoma in situ), puede bastar con la cirugía.
  • Si el tumor es grande o se sospecha que la cirugía ha podido dejar algún resto, o puede existir metástasis, además de la cirugía se aplican además otros tratamientos como la hormonoterapia, quimioterapia, radioterapia y terapia inmunológica:

– Hormonoterapia: se administran medicamentos que bloquean la acción de ciertas hormonas que favorecen el crecimiento del cáncer.
– Quimioterapia: consiste en dar medicamentos que destruyen a las células cancerosas.
– Tratamientos inmunológicos: se administran medicamentos que aumentan las defensas contra las células cancerosas.
– Radioterapia: se aplican radiaciones que destruyen a las células tumorales.

Braquiterapia

Es una variedad de radioterapia que consiste en aplicar radiaciones solamente en la zona con posibilidad de tener células cancerosas, respetando las células sanas.

Se introducen pequeños trocitos de oro (semillas) dentro del tumor para que sirvan de guía hacia dónde se deben aplicar las radiaciones.