Desprendimiento de Retina

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

¿Qué es el desprendimiento de retina?

Es el despegamiento de la retina respecto a la coroides, lo cual determina pérdida de la visión.

¿Por qué se produce?

Es debido a que el humor vítreo se retrae y tracciona de la retina, despegándola. Los factores que más frecuentemente están relacionados con la retracción del vítreo son: antecedentes familiares de desprendimiento de retina, antedecentes de desprendimiento en el otro ojo, miopía elevada, ciertos colirios utilizados para tratamieto del glaucoma, cirugía ocular (especialmente de cataratas y glaucoma), traumatismo en el ojo.

¿Cuáles son los síntomas?

No hay dolor y al principio pueden aparecer síntomas en apariencia sin importancia, tales como visión repentina de puntitos negros que se mueven (“moscas volantes”), destellos luminosos o imágenes deformadas (especialmente los objetos o líneas rectas se ven como torcidas o con curvas). Un síntoma más llamativo y grave es la aparición de una cortina negra en alguna zonas del campo visual.

Las moscas volantes son frecuentes y generalmente inofensivas si llevan meses o años desde su aparición, pero repentinamente aumenta en intensidad y, sobre todo, si se acompaña de destellos o imágenes deformadas puede ser inicio de daño en la retina.

Cuando el desprendimiento de la retina está consumado y es irreversible, se produce la pérdida permanente de la visión en ese ojo.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de sospecha se realiza mediante los síntomas que declara el paciente.

El diagnóstico de confirmación se realiza al observar el fondo de ojo mediante diferentes aparatos.

Tratamiento

Debe ser rápido pues en caso contrario puede quedar sin visión el ojo afectado.

Hay diferentes técnicas, todas encaminadas a que la retina se pegue al lugar de donde se despegó.

Las más frecuentes son aplicación de rayos láser, cerclaje y la inyección de gas o de aceite dentro del ojo.

Pronóstico

Con diagnóstico y tratamiento precoz se logra la solución del problema en el 85-90 % de los casos, aunque es bastante frecuente que quede alguna pérdida de agudeza visual.

Glosario

Esclerótica (skleros=duro): membrana dura de color blanco situada en la parte externa del ojo (“blanco del ojo”).

Coroides (chorion=piel, membrana): capa del ojo situada entre la esclerótica y la retina.

Retina (rete=red): membrana del ojo situada entre la coroides y el humor vítreo. En ella se encuentran las células que transforman los estímulos luminosos en impulsos eléctricos, los cuales serán conducidos al cerebro a través del nervio óptico.

Humor vítreo (humor=líquido; vítreus=vidrio): sustancia gelatinosa transparente del ojo situada detrás del cristalino, rellenando casi todo el globo ocular (excepto el espacio situado delante del cristalino, el cual está ocupado por el humor acuoso). Gracias a que es transparente y a que ayuda a mantener la retina uniforme, es fundamental para que las imágenes lleguen nítidas a la retina.