Reunión entre el Observatorio de Salud y el Colegio Oficial de Médicos de Cádiz

Antonio Rodríguez Carrión, Juan Antonio Repetto López (presidente del Colegio), Gaspar Garrote Cuevas (Secretario General) y Carmen Sebastianes Marfil (Vicepresidenta)

Antonio Rodríguez Carrión, Juan Antonio Repetto López (presidente del Colegio), Gaspar Garrote Cuevas (Secretario General) y Carmen Sebastianes Marfil (Vicepresidenta)

El pasado miércoles, día 11, el Dr. Antonio Rodríguez Carrión, director médico del Observatorio de Salud “Especialistas ¡YA!”, mantuvo una reunión a la que fue invitado por  D. Juan Antonio Repetto López, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cádiz, y en la que también estuvo presente el Secretario General, D. Gaspar Garrote Cuevas.

El principal punto de la reunión era tratar de la supresión del triaje existente en el Centro de Salud de Ubrique desde mediados del pasado mes de noviembre, hecho comunicado al Observatorio de Salud “Especialistas ¡YA!” desde diferentes fuentes, las cuales atribuían dicha supresión a una “denuncia del Colegio de Médicos” y consecuente dictamen de un Tribunal de Sevilla con fecha 10 de julio de 2019 que ordenaba la supresión cautelar de dicho triaje. (El “triaje” es un término utilizado en Medicina para clasificar a un paciente según su gravedad, y en función de ella asignarle una determinada prioridad en el tratamiento. Es un proceso muy sencillo y rápido que realiza el personal sanitario y en él no va incluido ningún tipo de diagnóstico ni de tratamiento; solamente valoración rápida de la gravedad y clasificación).

El Sr. Presidente manifestó que el Colegio de Médicos de Cádiz, no había puesto ninguna denuncia respecto al triaje realizado por enfermeros en ningún Centro de Salud y, por el contrario, lo consideraba una actividad imprescindible en la necesaria colaboración que debe existir entre enfermeros y médicos, cada uno dentro de sus respectivas competencias profesionales, como se evidencia en el triaje de enfermería que se realiza en los hospitales.

Añadió el Sr. Presidente que la aludida sentencia judicial del 10 del pasado mes de julio, era consecuente a una denuncia del Consejo Andaluz de Colegios Médicos, a raíz de la publicación por el Servicio Andaluz de Salud, a mediados de 2018, de los llamados “Protocolos de Gestión Compartida de la Demanda Aguda No Demorable”, en los cuales se contempla a los enfermeros la capacidad de atención “finalista” a los pacientes que solicitaran asistencia para determinados  enfermedades agudas no demorables; es decir, les faculta para diagnosticar, evaluar pruebas y poner tratamiento, lo cual es responsabilidad exclusiva del médico, por lo que dichos Protocolos contemplan un claro intrusismo profesional que puede poner en peligro la salud del paciente.

La denuncia a los mencionados Protocolos nada tiene que ver con el “Triaje para identificar citas no demorables”, anunciado por el Consejero de Salud y Familias y puesto en marcha en 35 Centros de Salud el pasado 29 de abril, y sobre el cual ni el Colegio de Médicos de Cádiz ni el Consejo Andaluz de Colegios Médicos ha interpuesto denuncia alguna pues en esta medida el enfermero realiza exclusivamente funciones propias de triaje, sin aplicar diagnóstico ni tratamiento.

Aclarado este asunto, se pasó a tratar las agresiones al personal sanitario, especialmente en Asistencia Primaria, analizando las causas y posibles soluciones. Para numerosos profesionales sanitarios y usuarios de la Sanidad Pública, una de las principales causas de las agresiones es la deficiente organización de los Centros de Salud, a la que hay que añadir el déficit de personal y la falta de información a los usuarios por medios apropiados (cartas a domicilio, internet, hojas informativas, etc.) sobre cómo utilizar adecuadamente los recursos sanitarios.  Obviamente, los recursos básicos ofertados deben estar real y razonablemente disponibles (citas al médico de familia, a especialidades y a pruebas complementarias sin demoras vergonzantes; consulta en acto único; estabilidad laboral y no cambios frecuentes del médico de cabecera; triaje por sanitarios y no por el celador/administrativo, etc.).

El Dr. Rodríguez Carrión expresó al Sr. Presidente del Colegio de Médicos que estaba de acuerdo con la máxima que muchos gestores manifiestan a quienes les llegan con asuntos espinosos: “No me traigas problemas, tráeme soluciones” y, coherente con ello, le entregó un escrito con una propuesta de soluciones organizativas, también contrastadas con numerosos profesionales sanitarios, sencillas, de aplicación inmediata y sin coste económico alguno (salvo la de sustitución de personal ausente por permisos o bajas laborales). Así mismo le expuso su acuerdo con ejecutivos de éxito que revelan su secreto: consensuar con las partes implicadas pocos objetivos (3-4) y sencillos de llevar a cabo, todos basados en la Ley de Pareto (20/80); una vez conseguidos, consensuar otro lote de objetivos con iguales características.