Colon irritable y consulta médica telefónica en Radio Ubrique

Consulta médica telefónicaLa pandemia ha modificado el sistema de atención sanitaria en los Centros de Salud. La consulta sanitaria vía teléfono se ha consolidado como herramienta de trabajo en materia de salud, y según el doctor Antonio Rodríguez Carrión «ha llegado para quedarse». En la Escuela de Salud de Radio Ubrique se hablaba de este método de consulta que según las directrices de la Junta seguirá siempre y cuando el profesional sanitario considere que no es necesaria la presencia del paciente. Si se estima oportuno que acuda al centro se le dará una cita presencial.

La actualidad del coronavirus, el síndrome del intestino irritable, las miasmas y el sangrado de nariz, son otros de los temas que hemos abordado hoy en este espacio de divulgación médica.

~
Resumen Programa de Radio

Escuela de Salud de Radio Ubrique [Miércoles, 17 de junio de 2020]

Intervienen la periodista Rocío Sevilla y el Dr. Antonio Rodríguez Carrión

A través del siguiente vídeo puede leer en sus subtítulos el contenido íntegro del audio del programa:

ESTRUCTURA DEL PROGRAMA
Noticias: El coronavirus hoy
Tema: Colon irritable (Síndrome del intestino irritable)
Historia y anécdotas de la medicina: Miasma

Actualidad del coronavirus en España y Ubrique

Dexametasona, un tratamiento que puede salvar la vida de pacientes graves de COVID-19

Un estudio de la Universidad de Oxford revela que un medicamento corticoide utilizado frecuentemente en medicina, la dexametasona, logra reducir un elevado porcentaje de muertes en los pacientes graves de COVID-19. Además de su eficacia, se destaca ser barato y de fácil acceso al mismo, así como de disponerse de amplios estudios sobre su acción en el cuerpo humano, toda vez que lleva varias décadas de amplio uso en enfermedades inflamatorias frecuentes, tales como el asma o la artritis reumatoide.

También se habla de como la pandemia ha supuesto un cambio en la atención médico-paciente con la utilización masiva de la consulta médica telefónica.

El desarrollo de la Consulta Telefónica

Colon irritable (Síndrome del intestino irritable)

Se llama colon irritable o síndrome del intestino irritable a un conjunto de molestias en el vientre que alivian al defecar y se acompaña de estreñimiento o diarrea y cambio en la dureza de las heces.

Se ha atribuido a alteración en el movimiento del intestino, hipersensibilidad del intestino, alergia alimentaria y a factores psicológicos, pero hasta ahora no se ha podido demostrar cuál es la causa.

Aparece dolor en forma de retortijones, acompañado de ruidos intestinales, vientre inflado (distensión abdominal), alteración del ritmo intestinal en forma de diarrea o estreñimiento, o alternando ambas; en ocasiones con abundante mucosidad. En el estreñimiento es frecuente que las heces sean en forma de bolitas o de cinta

A diferencia de otras enfermedades en donde se observan lesiones en el tubo digestivo, en el colon irritable es muy raro que las molestias interrumpan el sueño

Es frecuente la sensación de digestión lenta y los síntomas de reflujo gastroesofágico (ardentía que sube por el pecho).

El diagnóstico de sospecha se realiza mediante la anamnesis y la exploración, valorándose especialmente el comienzo antes de los 40 años y la persistencia de los síntomas durante 3 meses como mínimo. El diagnóstico de confirmación se efectúa cuando las pruebas realizadas para descubrir la causa de los síntomas dan resultados normales y los síntomas duran más de 3 meses.

El tratamiento consiste en evitar comidas copiosas y estrés. Los alimentos ricos en fibra son beneficiosos pero pueden empeorar la distensión abdominal. Para el dolor de vientre se aplica calor suave en la zona dolorida. Si es intenso se administra medicación espasmolítica (Buscapina®, Spasmoctyl®, Eldicet®, Duspatalin®).

Miasma

Durante siglos se ha creído que muchas enfermedades epidémicas (paludismo, fiebre amarilla, cólera, peste) eran ocasionadas por los vapores o efluvios emanados de aguas pantanosas o corrompidas, o por carne putrefacta, o por personas enfermas o muertas por la epidemia. Esos vapores contendrían unas partículas invisibles a las que se llamó “miasma” y que era la causante última de la enfermedad.