Cáncer

« Volver al índice del Glosario

Tumor maligno. Se caracteriza porque sus células tienen forma anormal, se reproducen continuamente sin control, invaden los tejidos y órganos cercanos (“infiltración”) y pueden desprenderse algunos grupos de células y circular por los vasos sanguíneos o linfáticos hasta anidar y crecer en órganos distantes, como el hígado, pulmón, cerebro, páncreas, riñón, huesos, etc. (“metástasis”).

« Volver al índice del Glosario