Pediatría: Cólico del Lactante

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión.

¿Qué es?

Pediatría: Cólico del LactanteSe llama cólico de lactante a la crisis de llanto inconsolable (a veces con gritos), con expulsión de gases y gran inquietud, que frecuentemente tienen 4 de cada 10 bebés menores de cuatro meses.

  • No hay fiebre, ni vómitos ni diarrea.
  • Aparece de forma repentina, especialmente de noche, duran un tiempo variable (dos o más horas) y desaparece también de pronto; una vez pasada la crisis de llanto, el niño hace una vida completamente normal.
  • Las crisis se repiten todos los días durante más de tres semanas.
  • Suelen comenzar a las dos semanas del nacimiento y desaparecen a los tres o cuatro meses (si duran más tiempo hay que descartar algún trastorno digestivo u otro problema).
  • No revisten gravedad, pero son muy desesperantes para todos.

¿Por qué se produce?

  • Debido a la expulsión de gases y al retorcimiento del lactante durante la crisis de llanto, se ha atribuido a origen digestivo.
  • Actualmente, muchos pediatras consideran que el llanto y los gases son simplemente una reacción al cansancio o al estrés, sin causa digestiva.

¿Cómo se diagnostica?

  • El hecho de alternancia entre crisis de llanto inconsolable y periodos normales con buen estado general, orienta el diagnóstico.
  • El pediatra explora al niño y comprueba que no hay signos de enfermedad.

¿Cómo se trata?

  • No precisa ningún tipo de carminativo ni otra medicación.
  • Es muy importante que los padres mantengan la calma, pues es un trastorno sin importancia que desaparece en pocos meses; la excitación de los padres puede aumentar el estrés del niño y empeorar la situación.
  • Aunque muchas veces no hay forma de que el bebé deje de llorar, en otras ocasiones se calla simplemente arrullándole en brazos, o con suave masaje en el vientre, o sacándolo a la calle en su sillita o en el coche familiar (el traqueteo lo calma).