Enfermedades reumáticas: Artritis reumatoide

Por Dr. Antonio Rodríguez Carrión

¿Qué es la artritis reumatoide?

Artritis reumatoideEs una enfermedad autoinmune descrita en 1800 por el médico francés Jacob Landré-Beauvais. Se caracteriza por inflamación crónica de las articulaciones las cuales quedan destruidas. Se afectan especialmente las manos y los pies, aunque pueden lesionarse diversos órganos (corazón, pulmón, piel, ojos, vasos sanguíneos).

Es la forma de artritis más frecuente en España; afecta a 1 de cada 200 personas.

¿Cuál es la causa?

El sistema inmune del paciente no reconoce como propia a la membrana sinovial de las articulaciones y actúa contra ella provocando su inflamación (sinovitis). La sinovial inflamada invade al cartílago y hueso cercano y los destruye poco a poco; ello ocasiona deformidad en las articulaciones.

Se desconoce las causas de esta alteración inmunitaria pero hay circunstancias en las que aparece con más frecuencia:

  • Herencia
  • Sexo: 3 veces más frecuente en mujeres
  • Edad: aunque puede darse en cualquier edad, es más frecuente que aparezca entre los 40 y 60 años. En los niños puede aparecer una enfermedad semejante llamada artritis idiopática juvenil.

La artritis reumatoide pertenece al grupo de las llamadas enfermedades autoinmunes. Es agresiva, llegando a destruir el cartílago articular y el hueso cercano, los tendones y los ligamentos.

¿Cómo se manifiesta?

Lo más frecuente es que los síntomas aparezcan poco a poco, afectando progresivamente a diferentes articulaciones, aunque pueden aparece de forma rápida afectando a varias articulaciones a la vez.

En unas ocasiones la evolución de la enfermedad es continua, y en otras alternan periodos en que la enfermedad queda estancada con otros de reactivación.

Aunque las articulaciones de manos, pies y columna cervical son las localizaciones más frecuentes, las grandes articulaciones (codos, rodillas, hombros) también pueden sufrir la agresión.

Los síntomas más frecuentes son:

  • El dolor, la hinchazón y la rigidez son los síntomas típicos. Es característica la rigidez durante más de 60 minutos de las zonas afectadas al levantarse por la mañana o después de un largo periodo de inactividad, así como la afectación de forma simétrica (especialmente ambas manos). Las articulaciones afectadas están calientes, enrojecidas y duelen a la palpación
  • La destrucción de las diferentes partes que constituyen la articulación provoca deformaciones, siendo muy llamativas las que se observan en los dedos de las manos
  • El cansancio, falta de apetito, pérdida de peso y febrícula son frecuentes
  • En 1 de cada 5 casos, justo debajo de la piel y fuera de las articulaciones, aparecen unos pequeños bultos redondos, no dolorosos (nódulos reumatoideos o artríticos).

La artritis reumatoide puede presentar lesiones en diferentes órganos, ocasionando los síntomas propios de la zona afectada (pleuritis, pericarditis, miocarditis, vasculitis, epiescleritis, síndrome de Sjögren).

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico de sospecha lo proporcionan la anamnesis y la exploración.

Para el diagnóstico de confirmación el Colegio Norteamericano de Reumatología considera que deben darse cuatro de los siguientes criterios, y los cuatro primeros deben persistir al menos durante 6 semanas:

1. Artritis en las mismas articulaciones de ambos lados del cuerpo.

2. Artritis en 3 o más articulaciones.

3. Artritis de las articulaciones de la mano.

4. Rigidez por la mañana de al menos una hora de duración.

5. Existencia de nódulos reumatoideos.

6. Alteraciones radiológicas típicas de artritis reumatoide.

7. Factor reumatoideo positivo.

Aunque en la artritis reumatoide el análisis de sangre puede ser normal, en la mayoría de los muestra aumento de la velocidad de sedimentación globular y del factor reumatoideo. Suele haber una leve disminución de los glóbulos rojos (anemia). Recientemente se está empezando a analizar el anticuerpo anti-PCC está presente en 9 de cada 10 pacientes con artritis reumatoide, y casi siempre ausente en quienes no padecen la enfermedad.

En ocasiones se analiza el líquido que hay dentro de la articulación inflamada o se hace biopsia de un nódulo reumatoideo.

Las radiografías permiten estudiar en las estructuras de las articulaciones.

¿Cuál es el tratamiento?

Es fundamental la colaboración del paciente y tener claro que el objetivo no es curar la enfermedad sino aliviar los síntomas, mejorar el movimiento y prevenir las incapacidades.

a) Alternar reposo y ejercicio: el reposo facilita la lucha contra la inflamación. El ejercicio actúa sobre la rigidez y las deformaciones.

b) Medicamentos:

  • Antiinflamatorios AINES (indometacina, diclofenaco, ibuprofeno): tienen un rápido efecto contra el dolor y la inflamación mejorando la calidad de vida.
  • Los corticoides (prednisona, metilprednisolona, deflazacort) se emplean cuando no se obtiene buena respuesta con los medicamentos anteriores. En casos de artritis con gran dolor e incapacidad se inyectan los corticoides dentro de la articulación.
  • Fármacos para frenar el avance de la enfermedad: metotrexato, azatioprina, ciclofosfamida, etanercept, rituximab, tocilizumab.

c) En pacientes que no responden a los tratamientos habituales, en algunos países se está empleando la inyección de un isótopo radiactivo dentro de la cavidad articular (radiosinoviortesis), con buenos resultados.

d) Cirugía: se emplea cuando hay grandes deformaciones que ocasionan incapacidades, o cuando los dolores no ceden con otros medios.

Apiterapia

Como medicina alternativa en la artritis reumatoide se utiliza el veneno de abeja (apiterapia): varias picaduras en la zona afectada. El efecto beneficioso se atribuye a que el veneno de la abeja favorece la producción de corticoides por el organismo.

¿Cuál es la evolución?

Es muy variable. La mayoría de los casos presentan una buena evolución, desarrollando una vida normal y sin apenas tratamiento. Algunos casos evolucionan mal y originan graves incapacidades para realizar actividades corrientes de la vida diaria (vestirse, comer, asearse).

Cuanto antes se diagnostique y se aplique el tratamiento oportuno, mejor es el pronóstico.

Glosario

Apiterapia (api=abeja; terapia=curar): Tratamiento con productos de la abeja.

Artritis (artro=articulación; itis=inflamación): Inflamación de una articulación.

Corticoide (corticosteroide): Hormona que se produce en las glándulas suprarrenales y ejerce sus efectos por todo el organismo. Entre sus muchas acciones destaca la antiinflamatoria y antialérgica, eleva la concentración de azúcar en la sangre, aumenta la presión arterial e interviene en la regulación del agua y sales.

Cortisol: Corticosteroide producido por la corteza de las glándulas suprarrenales; tiene efecto antiinflamatorio. También es llamada hidrocortisona.

Enfermedad autoinmune: Cualquier enfermedad en la que los mecanismos defensivos del cuerpo atacan a tejidos propios; ello es debido a que los identifica como “extraños” o perjudiciales.

Epiescleritis: Inflamación de la membrana que recubre la esclerótica.

Esclerótica: Membrana dura, de color blanco, situada en la parte externa del ojo (blanco del ojo).

Factor reumatoide: Anticuerpo presente en 7 de cada 10 personas con artritis reumatoide, aunque también aparece en algunas infecciones como la hepatitis.

Glándula Suprarrenal (supra=encima): pequeña glándula de forma triangular situada encima del riñón.

Inmunidad: Estado de protección del organismo frente a una enfermedad.

Membrana: Capa delgada de tejido que envuelve un órgano o separa cavidades.

Pericarditis: Inflamación de la membrana que recubre al corazón.

Pleuritis: Inflamación de la membrana que recubre a los pulmones.

Reumatoide: Parecido al reuma (por su semejanza a la artritis que se observa en la fiebre reumática).

Síndrome de Sjögren: Trastorno caracterizado por sequedad ocular, bucal y vaginal.

Sistema Inmunitario: conjunto de órganos encargados de defender al organismo de elementos o sustancias perjudiciales (por ejemplo, microbios, toxinas, células cancerosas, etc.).

Toxina: Sustancia venenosa fabricada por seres vivos (plantas, microbios, serpientes, arañas, abejas, etc.).

Vasculitis: Inflamación de los vasos sanguíneos.

Velocidad de sedimentación globular (VSG): Análisis de sangre que mide la velocidad con que los glóbulos rojos se depositan en el fondo de un tubo de cristal largo y estrecho.

Artículos

Artritis – http://www.infosalus.com

Diagnóstico temprano y tratamiento, claves para frenar efectos de la artritis – https://www.efe.com

Demostrada la eficacia de un fármaco en artritis reumatoide – http://www.jano.es

Imágenes

Artritis reumatoide en manos – http://hdstatic.net

7 síntomas de la artritis reumatoide – https://artritisreumatoid.files.wordpress.com

Vídeo

Artritis reumatoide